martes

  1. Que nada te ate
    que no te ate nada a lo que no quieras atarte
    que no te ate nada que no ayude a tu libertad
    que no te ate nada que no elegiste
    que no te ate sòlo la responsabilidad...
    que no te ate nada que no sea un motor constructor
    que no te ate ninguna rutina desgastante
    que no te ate ningùn invierno que no te permita florecer
    que no te ate nadie que no te ame libre
    que no te ate el deber ser
    que no te ate un paisaje que no te cautive cada vez que lo mires
    que no te ate una realidad segura
    que no te ate el miedo a arriesgar
    que no te ate el dinero que supiste ganar
    que no te ate nada a lo que no quieras atarte
Me voy
no sè lo que me depara este viaje
es la primera vez que el irme
tiene más peso que lo que haga allá
No es lo que espero encontrar el motivo
sino lo que djo acà
de lo que estoy huyendo.
Estoy huyendo
No huyo de mí, ni de mi cabeza o sentimientos
esos ya están embalados como un equipaje más
huyo de los espacios
huyo de mis tiempos acá
de las cosas que me hacen recordarte
y de los lugares que habitamos.
Huyo de mis rutinas que n avanzan
huyo de mi cama qe no me suelta y no habitàs
huyo de mis refugios donde no venìs a buscarme
Me alejo de los medios de comunicación que esperan una charla que no vamos a tener
Huyo de las distracciones posibles
de las mismas reflexiones continuas
Huyo de lo conocido
de las nauseas y lo gastado que se ve
Me entrego
no huyo de mi, huyo de vos
y de mi ciudad pendiente de vos
Me llevo todo mi dolor me llevo todo esto que se me entremezcla en las cavidades de mis reflexiones,
el corazon en pedazos, la sabiduria que me trata de mantener entera, la bronca, todo este amor desgajado, las ganas de sanar, la incertidumbre, todas esas preguntas que sigo cargando, todas esas respuestas que necesitè y las que me partieron a la mitad, el miedo, este vacío.
Me llevo las ansias de conocer
me voy, entregàndome a lo que pase
a mi yo roto en otro paisaje
a lo que traen los nuevos seres
al silencio abrumador
a la experiencia
al amor de la familia lejana
y el abrazo
a la calma de los lagos  la cachetada del frio
al refugio del bosque.
Me voy, a la soledad de estar conmigo misma.

lunes

Me acuerdo cuando encontramos esa casa abandonada, No tenía techo, 
pero tenía jardín, galería, y una arcada. 
Era fácil entrar porque no tenia rejas y tenia un patio adelante 
con esas puertas bajitas de madera con pilares de cemento blanco. Ese dia la sentí mía,
la quería para siempre.
Vos te reias un poco y te parecia un delirio. 
Pero yo estaba convencida de que de alguna manera me pertenecía
por haberla encontrado antes que nadie en la ciudad. Volvimos mas de una vez y la habitamos.
Despues la perdí,
jamás volvi a recordar sus calles exactas. 
Y como era tu barrio, tampoco quise volver a buscar demasiado. 
Porque así como con los amigos que se reparten cuando uno se separa, 
y perdemos algunos, también perdemos los barrios del otro.
Yo perdi tu barrio que sólo caminaba para llegar a vos,
perdi el parque que atravezaba y que tantas veces fue punto de encuentro, 
los micros que tomaba, esos perros que me ladraban, te perdi a vos y a la casa.
Vos seguias teniendolos porque eran tuyos antes de que yo llegara,
pero no la casa, 
esa vos también la perdiste, 
porque era mía 
y sé que tampoco te atreviste a buscarla
hubiese sido desleal de tu parte volver a ella sin mí
ya que la habiamos encontrado nosotras
y nosotras ya no existíamos .

jueves


Quedate para siempre Conmigo. Pero si acaso llegara el final del para siempre, 
cuando lleguemos a la eternidad Cuando ya no quieras quedarte conmigo, ni con los espacios que nacieron con nosotros No demores la partida No quieras, por amor, hacérmela fácil, 
no lo suavices Hacelo como un disparo, directo y limpio Como cuando los pájaros huyen sorprendidos ante un ruido seco Hacelo, como una puñalada, llena de amor, directa, leal, en el blanco, una sola hendidura.
Dame todo los motivos Y ya veremos qué hacer con el después,
ya veremos cómo caminar sobre la eternidad.
No quieras, por amor, retrasar el dolor No dejes desgastarte, desgastarnos, apagarte de a poco.
No te desdibujes pensando en la mejor estrategia que me proteja,
No te ausentes a mi lado, no desvivas los dias Deja la llama encendida y saca la pantalla que la contiene. No te pierdas en los recovecos de las excusas,
no te zambullas en los artificios de las posturas y las mejores palabras.
HAcelo conciso, certero, leal, llenate las manos de amor y tirá
Ya veremos qué hacer,
los dos.
No dejes que el amor vaya muriendo de apoco, mientras te deslucís a mi lado Desnudate, entero, antes que te consuma por dentro Dejame, dejemonos, llenos del otro, llenos de esta vida. Y andate, radiante como llegaste, con un poco de mi, un poco de toda la vida eterna que vivimos, a vivir otro para siempre, otro distinto. 
Otro nuevo comienzo y fin

domingo

Y si no hubiera ido a esa fiesta
Si no nos hubiesemos mostrado, sin escudos
Si no hubiesemos invertido todas aquellas palabras en el tiempo
Si no hubiese tomado todo lo que tomé
Si no te hubieses dibujado la cara esa noche
Si esa cocina, no hubiese tenido esa luz tan cálida
Si no te hubiese besado
Si no nos hubiéramos encontrado entre la multitud
Si no hubiesemos tenido todo aquel amor y desamor sobre la espalda
si no hubiese podido enfrentarme a mis miedos
Si no hubieses ido a buscarme
Si yo no hubiese decidido no escaparme
entonces...
¿Seguirías en mi vida?
Acaso...¿seríamos amigos?
¿Sonreirias, como sonreís conmigo?
¿Hubiese llorado tanto de felicidad, como lloro?
¿Hubiese dibujado todo lo que dibujé?
¿Hubiese aprendido todo lo que aprendí ?
¿Me sentiría así de linda?
¿Confiaría tanto en mí?
¿Hubiesemos crecido tanto como lo hicimos?
¿Escucharía la música que escucho?
¿Te importaría?
¿Me hubieses seguido hablando?
¿Significarìamos algo el uno para el otro?
¿Serías tan lindo como yo te veo?
¿Se hubiese puesto de cabeza mi mundo?
¿Viviría a conciencia?
Donde yo vivo no hay mares ni rios.
Pero hay un puñado de arroyos,
un poco de agua estancada
que se llena de pájaros y se reflejan los atardeceres,
y suena a croares cuando se hace de noche.
Encontrarlos suele ser suficiente para perderse.
Para irse bien lejos, aunque se camine poco.
Para dejarse llevar
para olvidarse o encontrarse.
Mi madre tiene su rincón para llorar
a la vera de uno de estos.
Nadie sabe como llegar, mas que ella.
Me doy cuenta cuando toma su bici y dice "ya vuelvo"
que va a esconderse allá,
a charlarle al agua, a mirar como se esconde el sol con sus estridentes anaranjados.

Hoy encontré un rincón de esos
No es el mío, ese todavía no lo descubro.
Aquí no lloro. No me escondo.
Simplemente me tomo un respiro.


martes

"A veces me gustaría que pudieras entrar un ratito
cuando te miro y
te preguntás qué pienso"
-¿Y si mi felicidad pasara por observar conejos?
- Entonces, si así lo fuera,no te engañaría diciendo que también es mi manera de serlo.
Mas bien me sentaría lejos,
intentando entender qué ves cuando los ves
observando las caras que pones, descifrando lo que sentís.
te traería uno alguna vez,
cargaría mis bolsillos de ellos
me volvería el escritor de una carta y tu la señorita de París
(te haría sonreír, lo sé)
hasta te traería uno azul y furioso para las noches de tormenta
y quizás, me guardaría uno en secreto para mí....
Pero al tiempo desistiría de ser portador de conejos
tampoco  buscaría convertirme en uno
Al final, descubriría, que vos sos conejo cuando estás entre ellos
y que ese es un ritual, que necesitás vivirlo en soledad,
como yo con los mios, que todavía no te los digo.

viernes

Hace tiempo intento escribir sobre todo esto
mi pluma no sabe cómo hacerlo,
Quisiera hablar de esta excepción
de este aluvión de verano entre tanto invierno
sobre este acompañarse tan sano
sobre el arrebato de la acción
de dejarse sentir
De este momento, de atravezar hasta mis fronteras.

¿Cómo puedo escribir esta realidad, que es mejor que todas mis historias de ficción?

¿cómo contar ahora, cuando sólo escribí mentiras?

miércoles


no me temas...
ya es demasiado el miedo que lleva mi cuerpo dentro.

domingo

Me levanté y ella ya no estaba.
Estaba su bolso, estaban sus cosas.
Me abrigué y puse una pava, para unos mates, te o café, ya se vería cuando el agua estuviera caliente.
Me fui al patio. me gustaba sentir el pasto con rocío bajo mis pies, y observar como iba despertando el día junto a mis plantas.
sonó la llave girando en la cerradura.Me quedé un rato más y entré.
La encontré junto a la ventana, fumando.
-Salí a comprar cigarrillos, me dijo, intuyendo mis palabras.
.Nunca entendí bien, por qué siempre tenías uno que otro cigarrillos si no fumabas.
-Solamente fumo en momentos muy tristes o muy alegres- dijo, sin apartar la mirada del paisaje
-¿y este...cuál de ellos es?
-Este, sencillamente, es un momento para fumar- contestó, girando su cabeza hacia mí, mientras exhalaba una nube de humo.
y la pava desde la cocina que empezaba a chillar...

lunes

Ya me acostumbré a no poder seducirte
y cuanto menos atractiva me siento
más me enamora mi cabeza
ojalá pudiera cogerte con mis ideas

miércoles

Es como escuchar por primera vez el sonido del amanecer
es como viajar por primera vez trepada a la lluvia
como sentir el gusto de la alegría
Como abrazar por vez primera un invierno
Encontrar la mirada de un tren
Ver como te sonríen las estrellas
Escuchar el llanto del Sol
Ver como se mueve un camino
Como si te buscaran las flores
Reconocer el perfume de una voz
Y la calidez de una tormenta
una mujer con manos de mar
Escuchar como caen las hojas
Encontrar el tiempo que dura un instante
Saborear un puñado de viento
Y la melodía de una mirada
Reconocer el color del mes de noviembre
Sentir la infinidad del mañana para siempre
Confiar en la magia, sin querer saber qué pasa
Y encontrar un río adentro de un árbol
Y de pronto un bosque te cuenta un secreto
Y encontrás un mundo en un rincón…

martes

Espero no nos veamos por algún tiempo, no mucho, algunos días...
Me dijeron que los desencuentros tambien son encuentros.
Tambien leí por ahí, que todo encuentro casual es una cita...

Sabés qué? No quisiera que la cotideaneidad de vernos vaya desgastando la magia que nos cruzó
Me encanta la incertidumbre, el saber que me buscás de alguna extraña manera, la fantasía de imaginarte siendo, sentirte cerca aun sin conocerte bien, de nombrarte de formas inventadas...
No quisiera deslucir la magia hasta que casualmente nos reconozcamos a los ojos, y el corazón nos salte de emociones desadjetivadas..

viernes


 Mi cuerpo tiene hambre, crujen las visceras,
ebullen mis esfinteres, se contraen mis órganos,
 se solapan mis pulmones....mi corazón propenso a una metástasis...
y  mi sexo, mi lastimoso sexo,
 se larga a llorar


Hastiada anda mi mente, frugal,
no se mueve, no ansía,
colapsada ha perdido, se ha muerto.

miércoles

El prejuicio de inventarte
se comió la distancia de querer descubrirte...
Cuando empecé a conocerte ya era tarde para encontrarnos.
A mí me queda este recuerdo prematuro de la esencia,
vos te quedaste con la carne y el espíritu consumido, con la magia.
Voy a guardarme el fantasma de una voz, que en secreto, hago mía.
En tren, mi mente se quiere escapar
esa sensacion de huir se apodera de mí,
eso y esta poca gracia de escribir.
Ni siquiera sé si realmento quiero irme...
¿de quién sería, de qué, a dónde?
Claro que, cuando realmente se huye, no importa preguntarse tanto...
Digamos que en tren se va perdiendo
(me voy perdiendo)
y ese gato y su poder que grita rasgando mi cuerpo
sintiendo todo el dolor del mundo sobre su voz
y que nadie mas que yo escucha
(y es para mí)
Ásí quiero que sea, al menos prefiero la idiota fantasía de que el maullido del andén me corresponde...
Me dan ganas de volver a él, pero no.
Debo seguir el ritmo del tren
decidir seguir
Y no me importa si no escucho, o si me he perdido.
o si ya me fui.

entre estación y estación
me quedé amando una canción

lunes


Vení, apropiate de mis espacios, descubrí los rincones.
acostate sobre mi tierra, sentite cómoda, sé libre.
Paseá por mis paisajes, conocé sus habitantes, querelos  si querés quererlos, abrazalos.
Sorprendete con los bichitos de la oscuridad y con los de todos los dias.
Hacé tuyos mis lugares, sentilos propios aunque sean ajenos, transformalos, impregnalos un poquito de vos.
PEro te pido una cosa, dejame mis escondites.
No quieras refugiarte en ellos, no trates de encontrarlos.
No me detengas cuando me pierdo, no salgas a buscarme (tal vez alguna que otra vez sí. ya nos daremos cuenta cuando sea necesario)
No intentes descubrir todos los idiomas de mis gestos, dejame algunos, los necesito para escaparme por momentos
Vení, arrebatame mi mundo con el tuyo, reinventemoslo todo a nuestro modo,
y al tuyo, y al mio.
Pero guardemonos algun misterio
quedate con un rincón, al que no pueda llegar
el exilio,
otra vez la opcion frente a la tentacion
elige mi soledad
  arrancándome el corazón

miércoles

No me gusta lo que digo, porque no tengo nada que decirte
A veces creo que tengo mucho que decir
y que todos y cada uno va a querer atenderme y le voy a generar algo.
pero no, es una mentira que me inventé para sentirme importante,
Cuando me escucho hablando o recuerdo tiempo despues mis charlas
piensoo..."soy yo la que habla? ¿soy yo la que dice confiando y engañando con cosas que ni siquiera procesó?
 Las máscaras son insostenibles, y en algún momento, gratamente, se rompen.
Pero cuando las palabras son las enmascaradas...adornadas y hasta esquematicamente acomodadas...
¿Cómo se hace?
Hablo como escribo, me dijeron una vez, que yo hablo como escribo, que no transmito
real y crudamente lo que me pasa, que vivo intentando decir todo del "mejor modo"
y que además suenen frases  dignas de estar en medio de un libro.
Que triste.
Mis palabras carecen de verdadero sentido y sentimiento.
 Mis palabras exudan vacío.

martes

Gracias al grupo en común nos reencontramos.

(...)"-hace mucho no hablamos
-sí...es verdad...
-pero podríamos volver a hablar no?
-eh...
-...
-¿Cerveza? "contestó convidandome su vaso