miércoles

No me quieran convencer, que yo estoy más grande y pude ver
que no soy la mitad de lo que dicen
que las diferencias ya no existen
Que de nada sirve andar con cierta cara
para quitarsela cuando llegas a casa
Hoy quiero creer en la magia que sale de tus manos y mis ojos
Quiero creer que se puede y que con vos voy a lograrlo
basta ya de decirnos que pensar
que yo no quiero ser, porque así debe ser
que nadie escribe los caminos,
solamente nuestros pasos cuando vamos andando
y si notas el vacío de las paredes
no te alarmes, es que esta casa ya no es mia
y si le hablo a las plantas, dejame
es mi modo de olvidar
no eludas mis preguntas, que solo busco entender
y no me sirven tus respuestas de lección
Es que ya no espero nada de vos
Aprendí a sacarme los prejuicios de encima
y a convertirme en algo atroz que espante a mis miedos
No me interesa que me hables de tu comodidad
eso no me hace respetarte, ni mucho más
Yo no tengo más que mis manos
y la complejidad de esta cabeza
pero confío, en que algo puedo hacer
y mi risa, se rie, de verdad.

2 comentarios:

ciego de tierra dijo...

Eres bellísima

Sherry dijo...

Me saco mi sombrero imaginario, siempre me da gusto leerte, estás llena de arte en tus palabras, me lo transmitís en cada texto. Gracias por compartirlo! =)