lunes

Se pone su sombrero.
Encuentra entre sus cosas, una gran mochila vieja
y la carga de objetos esenciales
y así sale,
a recorrer el mundo en bicicleta.
Ese mundo que dura tres o cuatro cuadras.

A veces me comparte los misterios
y secretos que guarda dentro:
una marioneta ocupa casi todo el espacio.
Una marioneta que lo hace reir,
lo acompaña y a veces le cuenta historias
También lleva una espada de madera,
que se hace de metal cuando lo atacan extraños seres.
Y lastima, sin lastimar a nadie.
Una cajita blanca que no guarda nada,
pero guarda la magia para curar,
para curarlo cuando su espada no puede defenderlo
de los ataques impredecibles
Y en el bolsillo derecho, una calimba.
Una calimba que él toca de forma increíble.
Cuando se interna en EL mundo
Cuando se aleja del mundo

5 comentarios:

pegale al guru dijo...

la vuelta al dia en 4 cuadras..

muy lindo
sldos

Yoana Cortés dijo...

esos espacios que son solo de uno, y en los que no cualquiera puede descifrar lo que esta pasando...

un gusto y un beso

Abriles dijo...

PRECIOSO, lindo, me ha encantado tienes magia

CALIGULA dijo...

Muy bueno. Siempre quise tener una calimba.

Que textura tiene tu texto.

Valebé dijo...

Personitas mágicas, sin dudas! Qué hermoso lo que escribiste!