martes

Querés bailar?
Dale, vení, vamos a bailar. La música ya empezó a sonar. Esta noche, baila toda la noche conmigo, por favor...qué, que quieres sentarte un rato? No, vamos a bailar, la música está sonando, no podemos quedarnos quietos...los pasos, hoy no importan, simplemente bailemos...
que quieres tomar algo? No, no entiendes que vamos a bailar? No podemos frenar, no tiene sentido, hay que bailar, vamos, vamos a bailar...o acaso es que no quieres bailar conmigo? Qué dices? Que necesitas descansar...claro, descansar de mí? Porque yo te invité a bailar, y no quieres hacerlo...vamos, dale, bailemos. Esta noche. Bailemos, siente la música, pegate a mi pecho, dejame guiarte, bailemos.
 Que ya no quieres bailar? que no puedes seguir el ritmo? que ya no? Que sucede, si te invité a bailar, yo no te obligué, que tu aceptaste sin mas, que te cansaste en la cuarta pieza, que te lleve a tu casa? Sí, claro...no, yo quiero bailar, que me calme? Que estoy acelerado? Que quizás mañana sí bailemos mejor? Que lo arruiné? Que arruiné qué? Yo quise bailar, bailar toda la noche contigo, y vos...vos te cansaste del baile...
Yo quería bailar, que tu también? Que tu también pero que así no hay cuerpo que resista? Que tu también quieres seguir bailando, pero yo lo arruiné todo? Que te vas a tu casa, sí, está bien...

quizás mañana volvamos a bailar, y hasta podamos descansar, tomar algo y charlar...
eso sí, quieres?, sí, mañana, mañana lo bailaremos  mejor.

2 comentarios:

ciego de tierra dijo...

vertiginoso y casi absurdo devenir de las relaciones humanas.
Yo nunca he podido bailar toda la noche, bailo por ratos, las canciones que realmente me gustan...las demás, las hago silencio y mientras tanto, descanso, tomo algo y converso.

un abrazo

garabateando-me dijo...

QUERÉS BAILAR???? escribí tantas veces esta historia en mi cabeza :)Entre tus líneas me leo!!!!!!!
Abrazo!!!