martes

Hay dìas en que pareciera que los edificios van a caerse encima nuestro.
En que las calles están llenas de escombros y el viento nos frena los pasos.
Las palabras que dicen los demás pierden total sentido y no hacen mas que taladrarnos los oídos.
el aire nos asfixia, las bufandas nos ahogan
Hay dìas en que el corazón se comprime y la cabeza late demasiado fuerte
sobran los cigarrillos y parecen ser los únicos compañeros existentes más allá de que lo que más necesitemos sea un par de brazos que abracen
 Hay días donde no hay motivos porque sobran los motivos que andan raspando la garganta impidiéndonos entender(nos), comunicarnos...

 hay días en que todo es demasiado
cualquier cosa se vuelve terrible
y el fatalismo es inminente

4 comentarios:

cronopia dijo...

en estos casos, es bueno haber guardado alguna risa de domingo, vió, a veces es necesario...
también puede darse una vuelta por mi mondo dolce, en ese caso, la invito a ver un atardecer, como el del principito...
le dejo abrazo

ChuLs dijo...

Ufff, si, pero siempre están los encuentros del azar. Pulsemos uno.
:)
Beso.

María ojos negros. dijo...

Fue como si me estuvieses mirando dentro de mi cabeza..

Violeta Color dijo...

Por suerte, en algún bolsillo siempre hay alguna sonrisa perdida, que se desata en el momento más oportuno.
Gracias po tan hermosa invitación, allá voy, antes que se esconda el sol.
Abrazo grande Cronopia



Encontremonos ChuLs!



Le mando un abrazo Maria.
Espero Que la próxima vez que un texto refleje casi lo que anda por su cabeza, sea muy colorido. Eso también espero yo.