miércoles

No me gusta lo que digo, porque no tengo nada que decirte
A veces creo que tengo mucho que decir
y que todos y cada uno va a querer atenderme y le voy a generar algo.
pero no, es una mentira que me inventé para sentirme importante,
Cuando me escucho hablando o recuerdo tiempo despues mis charlas
piensoo..."soy yo la que habla? ¿soy yo la que dice confiando y engañando con cosas que ni siquiera procesó?
 Las máscaras son insostenibles, y en algún momento, gratamente, se rompen.
Pero cuando las palabras son las enmascaradas...adornadas y hasta esquematicamente acomodadas...
¿Cómo se hace?
Hablo como escribo, me dijeron una vez, que yo hablo como escribo, que no transmito
real y crudamente lo que me pasa, que vivo intentando decir todo del "mejor modo"
y que además suenen frases  dignas de estar en medio de un libro.
Que triste.
Mis palabras carecen de verdadero sentido y sentimiento.
 Mis palabras exudan vacío.

2 comentarios:

Nano dijo...

He leído alguna de tus cosas en tu blog... y no me parece que sean vacías o que no digan nada... Creo que dicen muchas más cosas de las que uno imagina... Sucede que a veces uno tiene que ser lo suficientemente perspicaz para entenderlas... Y la gente suele estar impregnada de facilismo, estamos en una sociedad "pret à porter", "Delivery", Fast food"... todo tiene que ser rápido, fácil y entretenido... son los parámetros de la época... tal vez aportas un poquito de complejidad y la gente en la era de la simplicidad no sabe como manejarse, los enloqueces jaja
A mi me gusta cómo escribes; y si sientes que no expresan lo que verdaderamente te ocurre, si lo vez como problema ya has dado el primer paso para resolverlo que es darse cuenta... Un fuerte y cálido abrazo!

ciego de tierra dijo...

qué te pasa?
Quieres un café?

Un abrazo inmenso