viernes


Nunca me enseñaron a llevar verdaderos escudos,
nunca supe como agarrarlos bien
por eso...es que mis corazas son facilmente rasgables
PEro lo que sí me mostraron,
y lo que sí me dieron e inculcaron
fue a amar a la vida
a amarla más que a nada
en todas sus formas y a todos sus seres
a amar mi mundo y cuidarlo


....
Por eso, a pesar de no tener escudos impenetrables
tengo este arma de amor
que se aferra y siempre da batalla

3 comentarios:

Yus :) dijo...

La mejor de las armas :)

ciego de tierra dijo...

ama, y ensancha el alma. Quien ama tiene sentido y sentimiento.

UN abrazo

violeta dijo...

vamos todavía las desorazadas!!