jueves


A veces la gente dice que si hay amor lo demás no importa, mientras nos amemos todo va a estar bien, y por mas que crea en eso, esta vez no. Esta vez las circunstancias son mas fuertes y no es justo para ninguno hacernos tanto daño.
 Quizás te parezca una salida fácil, de puro egoísmo, sí, quizás tengas razón. Pero yo tomé esta decisión pensando plenamente en vos, realmente, pensé en vos, en los dos. Y aunque me duela, y ni siquiera nos dé la posibilidad de mirarnos, de equivocarnos, sé que es lo mejor.
 Porque yo no quiero que vengas, no hoy. Hoy todo es demasiado terrible como para que estés, como para que me habites. Porque yo no quiero que me veas así. Yo no estoy bien, vos lo podés sentir, lo sé. Yo quisiera poder estar bien con vos, para vos, para vos y para mí, pero si sé que venís necesito estar el doble de bien. Pero…¿ sabés cuál es el problema? No hay médicos reales que puedan sanarme, no, no los hay, por mas de que digan que sí, no los hay. Necesito hacerlo sola. Y voy a confesarte algo, saber de vos me ayuda a sanar, aunque no sepa qué hacer con vos y me desborde la idea de que existas.
 Dejarte pasar, simplemente alargaría el momento en que tendríamos que separarnos, y todo lo increíble que pueda sentir hacia vos, hoy solo se convertiría en dolor, en doloroso terror aplastante, un poco de odio tal vez, y pronto nos obligarían a hacerlo, a alejarnos, alegando que es “por nuestro bien”.
 Vos no me merecés, no te merecés alguien como yo, sos demasiado hermoso y demasiado frágil como para aferrarte de mi mano. Y yo…yo no podría, y vos lo sabés, por mas de que seas lo más maravilloso que me haya pasado.
  Debo serte sincera, quiero serlo, (para serme un poquito mas sincera cada vez), aunque ya no nos veamos, no nos escuchemos la voz y nada sepas de mí, me encantaría que me acompañaras por el resto de mi vida, me encantaría aprender a amarte y que nos hagamos bien, realmente, me encantaría, serías la primera persona que sincera y desprejuiciadamente, me querría.
 Mi amor, espero alguna vez podamos perdonarnos, pero nuestro futuro compartido quedará sólo en sueños, la realidad es demasiado dura desde este lado como para dejarte recorrerla.
 No puedo mi amor, no puedo con vos, no podría darte ni hacer todo eso que te mereces y necesitas. No puedo con vos, ni siquiera puedo conmigo misma…
 Y por mas de que digan lo que digan, porque…que piensen lo que quieran de mí! Pero que no se atrevan nunca a decir que no me importaste, y que no pensé en vos, porque desde el primer segundo en el que supe de vos te pensé, te imaginé y decidí.
 Te amo por sobretodo, por sobre todas las cosas que tengo o podría querer.
 Pero…acá, donde estoy, no llega la luz del sol, y no quisiera que vivieras conmigo entre las sombras. Vos tenés que reír, que explorar, que ser, y acá, acá eso no existe y yo no puedo inventarlo
Yo sé que algún dia lo entenderás, espero que cuando esté bien, vuelvas, aunque sé que no serás vos, habrá un poco de vos en este nuevo ser. 
Yo sé que voy a recordarte por el resto de mi vida, espero algún dia, deje de dolerme tu recuerdo
 Quizás, sea una idiotez, quizás todo esto no tenga ningún sentido, seguramente nunca lo entiendas, porque ni siquiera te dejo esa posibilidad.
 Pero necesitaba decírtelo, que lo sepas, necesitaba contarte antes de sacarte totalmente de mi vida. Entiendo, también, que nunca vayas a leerlo, pero, escribirlo es una forma de sacarlo, de estallar, y necesito estallar con vos.
 Necesito decirte, que sepas que te amaba, necesito abrazarte, despedirme, 

morirme un poquito con vos.

7 comentarios:

Violeta Color dijo...

agradezco a culquiera que haya leído este texto, su silencio.
Pero sepa también, que si quiere, puede decir.

Anónimo dijo...

Es fascinante, increible, un increíbvle texto que no puedo dejar de sentir como que me habla(s).

ciego de tierra dijo...

1)Por más que estés en las tinieblas, mereces a alguien que te ame, siempre y cuando seas franca.

2)A veces, por alguna razón, por la situación, por la condición, nos hace falta tan solo una pizca de magia para desatar el amor.

Hace poco estuve con una mujer de la que tendría que haberme enamorado, la quiero profundamente, pero me dediqué a protegerla de mi, porque sabía que no podía darle todo lo que yo sé que podría darle. Hacerle entender eso a una persona es muy complicado.

Siento no haberte escrito antes, pero es un tema complicado, del que no he terminado de aprender, y del que por lo tanto hablo mucho sin decir nada.

ciego de tierra dijo...

Se me olvido el abrazo...que siempre es tuyo, y que además es una de las mejores costumbres.

Violeta Color dijo...

Agradezco los comentarios, simplemente quería hacerles una aclaración, que quizás no sea necesaria, y quizás tendría que dejar de escribir en este momento, ya que es válida cualquier interpretación, ya que la ambiguedad del texto y la literatura en sí misma, son para el espectador subjetivas, y me ha encantado que se apropien de sus palabras.
Pero me gustaría compartirles, que este texto es sobre una mujer hablandole a su futuro hijo.

Y gracias, de verdad, por el abrazo, porlas palabras lindas, por los pedacitos de historia, por las caricias.

Sherry dijo...

Hermosísimo, realmente hermoso. Más aún sabiendo a quien está dirigida...lo hace incluso más bello.

Anónimo dijo...

me hace acordar a la carta que le escribe la maga a rocamadur en rayuela