viernes

El Baile de Máscaras era cada año más concurrido
Esa noche cada habitante del pueblo se desligaba de sus miedos, sus prejuicios, sus verguenzas y costumbres.
Todos quedaban irreconocibles, ocultos, indescifrables.
Esa noche nada estaba mal o bien, simplemente era, como cada quien quería serlo también.
Esa noche todo el pueblo se transformaba.
Sólo duraba una noche, una única noche, al otro día...era dificil reconocerse


Esa noche, nadie usaba máscaras.

5 comentarios:

LA NOVIA dijo...

Wow, es muy bueno...

Me encantó, tal cual, como reconocernos sin máscaras????

Beso

Violeta Color dijo...

En serio? Ey muchas gracias!

Me gustaría, realmente, que las máscaras sólo las usáramos en las noches de carnaval...


Abrazos, y gracias.

Mel dijo...

me recordó a un texto que escribí, "En pleno carnaval" es la misma idea, qué ganas tremendas de que las máscaras puedan caer :)
HERMOSO :)

Mel dijo...

http://garabateando-me.blogspot.com/2010/09/en-pleno-carnaval.html

acá se lo dejo, para que no siga con la intriga :)

Daniel Shields dijo...

Me pregunto si serán las ganas de cruzarte con gente sin máscaras las que te hicieron escribir esto.
Esta genial, uno asocia las mascaras y los disfraces con las mentiras pero creo que también va de la mano con lo intenso. Con lo profundo que pueda llegar algo por mas efímero que sea.