jueves

¿Quién iba a decirlo?
que pudiera encontrarte por estos lares
que iba a andar por caminos ciertos
y mis pasos andarían tranquilos
despreocupados.
Sin andar buscando solamente
tierra firme donde pisar
Que iba a gustarme desde tu risa
hasta el desorden de tu cabeza
Quién hubiera imaginado
que iba a extrañarte
y pensarte
y que todo eso sería
con esta serenidad tan plena
quién podría adivinar
que ibas a generar tanta calidez
entendimiento y cosa bella.
Y que iría encantándome
cada vez más seguir conociéndote


¿quién diría que las madrugadas
me encontrarían desvelada
esribiendo sobre vos?

1 comentario:

Valebé dijo...

Qué hermosa etapa.